“Hacer memoria pasa por la mente y el corazón”

Boletín No. 1 Abril de 2014

Hacer memoria pasa por la mente y el corazón”
(Educar en Tiempos Difíciles, Propuesta Socioeducativa de la Institución Teresiana)

COLOMBIA HOY: UNA MEMORIA POR RECUPERAR, UN FUTURO POR CONSTRUIR, es el proyecto planteado por los y las profesoras del Liceo Segovia el cual convocó a los/las estudiantes y sus familias en este inicio de año escolar. Se vivieron actividades con los/las estudiantes donde el llamado era reconocer la necesidad de la memoria como un ejercicio vital en el ser de toda persona, porque la memoria no es sólo el producto almacenado de lo que experimentamos, sentimos e imaginamos; la memoria es, sobre todo, un sistema de adquisición y transmisión de conocimiento, de experiencias de dolor y alegría que nos permiten revivir el pasado, leer el presente y planificar el futuro.
 
El Departamento de Orientación planteó hacer memoria no como una simple acción de traer al presente acciones del pasado de manera individual o social, sin sentido o sin la posibilidad de una re-significación, buscamos partir desde los núcleos familiares y generar realmente espacios donde la tradición oral y el diálogo permita construir nuevos horizontes, nuevos caminos por recorrer y nuevas perspectivas del mundo que han vivido otras generaciones: “Somos lo que recordamos y el recuerdo es el eje conductor a través del cual nos reconstruimos tanto individual como colectivamente”. Que interesante será encontrar espacios familiares donde los/las abuelos/as, tíos/as, padres y madres reflexionemos sobre nuestras experiencias en otras etapas de la vida en torno a los más jóvenes, no sólo para hacer anecdótico un hecho personal sino para brindarles conocimientos que les permita a ellos y ellas tomar decisiones más acertadas en relación a su presente y su futuro como camino.
 
¿Cómo recuperar la memoria histórica en las familias? El llamado es “educar para el nunca más”, para el rescate de la memoria histórica; la ruptura con la cultura del silencio y la impunidad.
Este desarrollo de una cultura democrática y una ética ciudadana deberá contribuir a la reconstrucción de las relaciones sociales tan deterioradas hoy en nuestro país y a la consecución de la justicia y la paz. Esto supone un mínimo de valores y principios éticos y políticos estrechamente relacionados con los derechos humanos, todo esto nos lleva a una responsabilidad, tanto en el ámbito personal, como en el social.
 
Los padres y las madres son llamados a estudiar en casa el concepto del tiempo, de representación del tiempo histórico, lo que es el pasado, el presente y el futuro; ¿observamos los cambios en nuestro país, región o a nivel local en el tiempo? ¿Es necesario ordenar y clasificar temporalmente los acontecimientos del pasado? La memoria histórica nos permite reconocer los cambios que afectan las estructuras sociales existentes. Estas preguntas son una invitación a la reflexión permanente.
 
La reflexión de la memoria histórica nos permite ver los diversos futuros posibles, probables y deseables no solo de manera individual sino también familiar, social y colectiva. Reconocemos que no sólo es la acumulación de datos y fechas del pasado, sino como involucrarnos activamente en el presente asumiendo la intencionalidad, diversidad o multiplicidad de las tareas que se nos presentan como desafíos cotidianamente.
 

 

 

 

Teniendo en cuenta la memoria histórica podemos evolucionar, renovar, transformar, anhelar y añorar.

 

 

 
--------
Bibliografía:

Centro de Estudios Andaluces. La recuperación de la memoria histórica. Una perspectiva transversal de las Ciencias Sociales.
Educar en Tiempos Difíciles, Propuesta Socioeducativa de la Institución Teresiana. Numeral 15, página 24.